FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

¿Cómo deberían actuar los periodistas de un medio involucrado en un caso de corrupción?

Consulta enviada por: María García García, Guatemala

Se descubrió que el principal accionista de un grupo de comunicación participó en actos de corrupción en el gobierno. Tiene orden de captura y huyó al exterior. La junta directiva lo expulsó del consejo editorial y lo desligó de toda relación con los medios (dos canales de televisión y una revista). ¿Los periodistas que laboran en esos medios deberían renunciar? De hecho han trabajado con total libertad e incluso hablan sin pudores de las acusaciones contra el accionista. ¿Es ético seguir laborando en un medio que pertenece a un corrupto, prófugo de la justicia?

Respuesta: Los directivos de una empresa periodística “empresarios, gerentes, empleados de los departamentos administrativos y comerciales de  un medio de comunicación tienen las mismas responsabilidades éticas que los periodistas”.(Código de ética del Círculo de Periodistas de Bogotá, CPB, a 9)

Aunque estas personas no sean periodistas, su vinculación con la empresa periodística los hace responsables del principal capital moral de un periódico, que es su credibilidad.

La credibilidad se fundamente en el talante y en las  acciones de las personas. Cualquier receptor de información deposita su fe en el medio de comunicación cuando ve y siente que no solo los periodistas, también la empresa, respira honestidad. En este caso la credibilidad exige  más que veracidad, también reclama las virtudes que hacen de las empresas y de las personas unas buenas empresas y unas buenas personas.

Si esto se tiene en cuenta los periodistas a que se refiere la consulta, tienen la difícil tarea de recuperar la credibilidad de su empresa, lesionada por los actos de corrupción que la justicia le atribuye al principal accionista del grupo.

Ese  trabajo de recuperación de la credibilidad traza  linderos muy claros entre la conducta del accionista y la de los periodistas. Por tanto no se ve razón alguna para que los periodistas renuncien. Por el contrario, ellos pueden contribuir a la reparación del daño hecho por la corrupción.

Documentación

La naturaleza propia de la empresa periodística y su proyección social no permiten asimilarla a cualquiera otra actividad empresarial. Por eso, los directores, editores y, en general, los responsables de la redacción en los medios de comunicación deben ejercer sus funciones con el debido respeto a la entidad intelectual y profesional de los autores de la información periodística.

Para efectos de este código los empresarios, los gerentes, y los empleados de los departamentos administrativos y comerciales de los medios de comunicación llevan consigo las mismas responsabilidades éticas del periodista. Por consiguiente:

1.- Están en el deber de evitar todo compromiso u otorgar privilegios que pongan en duda la independencia informativa del medio.

2.- Su participación en juntas directivas y su vinculación a cargos, asesorías  a empresas distintas, compromete la independencia del respetico medio de comunicación.

3.- Debe diferenciarse con absoluta claridad todo el material de carácter publicitario, como el remitido, el publirreportaje, la publicidad política, los suplementos comerciales especializados, etcétera.

 

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios