FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Bruce Mars en Pexels - Compartida bajo licencia Creative Commons.

¿Puede un medio ser verdaderamente independiente si acepta publicidad política?

Consulta enviada por: Jairo Soto Hernández. Periodista en Bogotá, Colombia

Un medio de comunicación invitó a candidatos al Congreso y se valió de esa invitación para ofrecerles paquetes de publicidad y de estrategias con las redes sociales. ¿En qué queda su independencia si esos candidatos resultan elegidos? ¿El negocio de los medios es vender?

Respuesta:

El negocio de los medios no es vender; ni publicidad, ni estrategias de comunicación, ni información, ni influencia. Cualquier negocio compromete la independencia del medio y, por consiguiente, su credibilidad.

Son afirmaciones tajantes que necesitan una explicación. El sistema de financiación de un medio no puede ser el primer objetivo de su actividad. Esto descarta medios que creen existir solo como negocios. Debe ser claro que la financiación de un medio es algo subordinado a un objetivo principal que es servir a la sociedad con información de calidad.

En conclusión, no se informa para ganar dinero, sino que se obtiene dinero para entregar información de calidad.

Las normas contenidas en los códigos y en los manuales de estilo buscan la consolidación de esa prioridad, de modo que en ningún caso la información se vea condicionada o limitada por el negocio; es el negocio el que debe limitarse, si es el caso, con tal de mantener independiente la información.

Las normas sobre la independencia pueden parecer excesivas, pero responden a situaciones concretas cuando rechazan las prácticas de regalos, prebendas o privilegios para el medio o para los periodistas. Nada que pueda comprometer la independencia y credibilidad de medios y periodistas, es una consigna realista y necesaria. 

Documentación

No aceptamos regalos ni dádivas de parte de las fuentes de información. No aceptamos viajes gratis. Tenemos prohibido aceptar entradas gratis a cualquier acontecimiento que no es gratuito para el público. Con el propósito de evitar conflictos de intereses reales o aparentes en la cobertura de los mercados comerciales o financieros, requerimos que todos den cuenta de sus inversiones y activos financieros al editor encargado de la sección Economía y Finanzas.
The Washington Post: Código de conducta.

Falta de confianza en nuestros motivos puede surgir de la sospecha de que amañamos nuestros escritos para acomodarse a intereses no sociales, o que abrimos nuestras columnas a la propaganda.
Código de ética de  los periodistas de Oregón. V.

(Llevan penas) escribir o alterar la página editorial a petición de un publicista o a cambio de publicidad u otras consideraciones, tomar o alterar fotografías a petición de un publicista o a cambio de un anuncio.
Código de ética profesional de los periodistas de Malta. H.

La profesión de periodista es incompatible con la búsqueda de ventajas personales o destinadas a terceros y contrarias al interés público. El periodista no debe aceptar ningún regalo hecho para influenciar en sus escritos. No puede firmar ningún comunicado en el que claramente o con palabras encubiertas se nota que se trata de un anuncio. No debe solicitar publicidad.
Código de ética de los periodistas de Israel. A 4.

Un periodista no deberá, en el desempeño de sus deberes profesionales, prestarse a la distorsión o supresión de la verdad por consideraciones publicitarias.
Código de conducta profesional de la Unión de Periodistas de Irlanda. A 15.

Nada hay tan indigno como la aceptación o demanda de un soborno en el ejercicio de un periodista.
Código de prensa de India. A 8. 

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios