FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Unsplash - Compartido bajo licencia Creative Commons

¿Puede un periodista tener preferencia por un candidato político?

Consulta enviada por: Consuelo Martínez. Periodista digital independiente en Medellín, Colombia

¿Cómo periodista puedo tener candidato para las próximas elecciones?

Respuesta:

El periodista debe tener su candidato porque es ciudadano, está al servicio de los demás ciudadanos y debe ser ejemplar como ciudadano.

El ciudadano común, que selecciona entre varios candidatos el de su preferencia, cumple su deber de apoyar al que considera la mejor opción para el país, según se lo demuestra la mejor información obtenida. Esto es lo que debe hacer el periodista que, además, es quien proporciona la información para que la ciudadanía decida, con base en una información sólida.

Este servicio le impone al periodista el deber de mantener una actitud de discreción respecto de sus propias preferencias políticas, indispensable para que su información sea creíble.

En efecto, la aspiración de cualquier periodista es difundir informaciones que lleguen a todas y que sean creídas por todos; lo contrario, o sea el periodista que informa para sus partidarios y quiere imponer sus preferencias políticas personales, no hace información; sin proponérselo resulta haciendo propaganda.

El ideal es que la información periodística ponga en nivel de igualdad a todos los candidatos para que sea el ciudadano el que elija la mejor posibilidad para el país.

Todos los candidatos tienen su verdad, pero esta no se puede tener como absoluta; todas las opiniones de los candidatos tienen parte de verdad, ninguna es la verdad total. El elector tiene el derecho de recibir del periodista la información necesaria para hacer una elección inteligente y libre, adoptada por su inteligencia y no por sus sentimientos exaltados.

Si el periodista rechaza hacer propaganda y opta por aportar información es porque sabe que así defiende la libertad de sus receptores y crea el clima necesario para vivir en democracia.

Documentación

Creo que el marco de una estructura de los medios de comunicación públicos parece ser más propicia para que dichos medios actúen como espacios de encuentro entre los miembros de la sociedad generando, manteniendo y haciendo crecer entre ellos más y mejores procesos de comunicación. Los medios de comunicación, públicos pueden facilitar más que los ciudadanos, funcionarios y políticos, entre otros, el discutir, consentir y disentir de manera transparente y pública sobre cualquier punto en discusión. Tales medios públicos deben hacer factible que un mayor número de personas pueda asumir posiciones uniformes o divergentes respecto a cualquier materia, lo que resulta necesario para la supervivencia y convivencia de individuos dignos de la sociedad-red. Hay que remarcar una y otra vez que en una sociedad es indispensable la comunicación aunque sea conflictiva, pues si esta se pierde, la fragmentación social se extiende cada vez más y termina por acabar la sociedad.

La organización de más y mejores espacios de encuentro, y también de desencuentro, dentro de los medios de comunicación públicos puede servir para promover entre nosotros la convicción de que la racionalidad y el debate son vías adecuadas para el conocimiento de la realidad nacional y mundial, y para el entendimiento mutuo.

José Perla en De lo estatal a lo público. Centro de Producción Calandria. Lima 2006, p 17

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios