FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay / Creative Commons.

¿La carrera de periodismo es un “escampadero para gente sin talento”?

Consulta enviada por: Mariano Espinosa. Estudiante en Medellín, Colombia

Estoy a punto de terminar mis estudios de periodismo; pero el debate que ustedes han promovido sobre la profesión me hace dudar sobre esta carrera. ¿Es importante? ¿Es un escapadero para gente sin talento ni oportunidades?

Respuesta:

Hay una visión tradicional del periodismo que lo muestra como una profesión que le sirve a la sociedad con información sobre la realidad de cada día, de modo objetivo y oportuno. El periodista, en consecuencia, ejercita su profesión investigando los hechos diarios y poniéndolos al alcance de la población mediante noticias, crónicas, reportajes, entrevistas y análisis; tareas en las que le sirven de guía valores éticos como el compromiso con la verdad, la independencia y el servicio a la sociedad.

Sin excluir lo anterior, hoy se está entendiendo con creciente claridad que esas actividades y ese perfil del periodismo son insuficientes, y que el periodista, más que relator de la historia de cada día, es líder y cuenta la historia para cambiar algo todos los días.

Cada noticia tiene consigo un potencial de cambio que el periodista debe activar promoviendo la participación de los que reciben la información, ejerciendo su actividad crítica y de propuesta y estimulando la consolidación de una sociedad democrática.

Te podría interesar también: ¿Qué es el periodismo?

¿Existen normas que regulan el ejercicio ético del periodismo?

No voy a permitir que mis hijos estudien periodismo

En las universidades, la formación de los periodistas sigue la visión tradicional que luego deforman las estructuras financieras de los medios con su idea predominante del medio como negocio, o como  instrumento de propaganda; o que se desorienta merced a la débil identidad profesional. Estas fallas son objeto del examen y rechazo de quienes tienen otra visión de la profesión.

Hay una visión más actualizada y ambiciosa del periodismo con consciencia de su rol social de liderazgo, que aún no es clara en las universidades y que estimula un ejercicio de la profesión más exigente y ambicioso. Es una manera de ver el periodismo que está transformando la profesión y está activando sus potencialidades como agente de cambio de la sociedad.

Este es el periodismo que se echa de menos cuando se discute si es profesión u oficio, si es prescindible o indispensable, si tiene un rol o no en la vida de la sociedad.

Envía aquí tus consultas sobre ética periodística

Documentación

Creo que los periodistas no se dan cuenta del poder que tienen y de la importancia ética de este hecho. El problema ocurriría si fuese verdad que los periodistas no son más que relacionistas públicos de la clase dirigente. En ese caso habría que despedirlos a todos.

Para entender esto hay que hablar de las funciones de las comunicaciones: consenso, vigilancia y transmisión de la herencia social. La gente se entera de lo que está ocurriendo en el mundo a través de los medios de comunicación. Sin embargo, los nuevos avances de la teoría hablan sobre su relación con el consenso. Esto significa que los medios ayudan a la sociedad a llegar a acuerdos porque hacen que la gente hable o se preocupe sobre los mismos temas.

Los periodistas deben entender que periodismo no es solo escribir y contar una historia, un reporte. No se trata solo de pensar: “Nuestro trabajo es solo producir mensajes y no nos importa lo que pasa con ese mensaje posteriormente”.

Éticamente este pensamiento está errado. Los periodistas deben darse cuenta de que sus acciones tienen implicaciones éticas. Si no lo hacen, continuarán perdiendo lectores y audiencias. Hay muchas encuestas y estudios que lo prueban.

Para mucha gente el periodismo es solo negocio. Sin embargo, alguien tiene que diseñar el periodismo como una profesión que provea liderazgo intelectual. Y eso probablemente pasará si en las universidades se estudia periodismo apropiadamente. Actualmente estas no proveen esa clase de educación. La verdadera presión que les mueve es conseguir trabajo, esta es la razón por la que la gente va a la universidad: tener un trabajo mejor. Pero ser periodista es mucho más que escribir y reportear. Todo periodista con los años de trabajo se da cuenta de lo valiosos que son, por ejemplo, las cursos de historia del periodismo. Los cursos de observación y escritura son importantes. Aprender a determinar una hipótesis al momento de reportear, una hipótesis que será confirmada o rechazada, pero que le ayudará al periodista a clarificar ideas.

Los cursos de ética son muy importantes también, así como la historia de la noticia, su concepto. Los periodistas deben entender esa definición para evitar la parcialidad estructural, la arbitrariedad. Creo que el cambio será lento. La transformación de la tremenda cantidad de información que se está manejando. Sin embargo, es difícil establecer el límite. Internet permite publicar cualquier cosa y los nuevos medios todavía son herramientas en las manos de una élite: gente con recursos, universidades, profesores.

Maxwell Mc Combs: entrevista de Paulina Leyva para Sala de Prensa. http://www.saladeprensa.org/art247.htm

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios