Más contexto y menos afán por la novedad, lo que falta para un periodismo de salud de mayor calidad
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Más contexto y menos afán por la novedad, lo que falta para un periodismo de salud de mayor calidad

Es la propuesta de una tesis publicada por el Instituto Reuters de la Universidad de Oxford.
Fotografía: Pexels en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

Preocupada por la mala reputación que ha llegado a tener el periodismo de salud en algunos países, la periodista finlandesa Heini Maksimainen decidió invertir el tiempo y dinero que significaba la beca otorgada por la Fundación Helsingin Sanomat, en investigar qué factores podían ayudar a realizar reportajes de mejor calidad en esta rama del periodismo.

Para hacerlo, entrevistó a decenas de destacados periodistas de salud de toda Europa, además de expertos en periodismo y comunicación científica, para establecer las bases de un periodismo de salud más confiable, sin que esto fuera sinónimo de reportajes aburridos. Es así como Maksimainen logró recolectar la información necesaria para su tesis titulada ‘Mejorando la calidad del periodismo de salud: donde la calidad se encuentra con el interés’ (Improving the Quality of Health Journalism: When Reliability meets Engagement).

“Una buena historia de salud no solo presenta los hechos, sino que también los pone en contexto. Examinar la evidencia ayuda al lector a comprender la importancia la  información que se le ofrece. Para hacerlo, es necesario cuestionar los argumentos utilizados por los expertos médicos y evaluar su validez científica. En otras palabras, el buen periodismo de salud debe examinar rigurosamente la investigación existente”, afirma Maksimainen.

Sin embargo, la autora advierte que el periodismo de salud basado en una investigación rigurosa no tiene por qué ser aburrido. Por eso ofrece hacia el final de su disertación una serie de 15 recomendaciones para hacer que las historias sean al mismo tiempo profundas e interesantes, motivando al lector a llegar hasta el final.

Cinco formas de hacer que su historia sea más confiable

1. Use las investigaciones científicas como fuente primaria de evidencias, no como el único sustento de sus noticias. Si usted, no obstante, termina contando una historia sobre los resultados de un solo estudio científico, analice su calidad, póngalo en el contexto de investigaciones previas y consulte a expertos independientes.

2. Si se trata de un tema complejo, tómese su tiempo y escriba un artículo extenso. Coloque el tema en el contexto de las evidencias y permítase una discusión más amplia.

3. Verifique cuidadosamente la calidad de la evidencia utilizada y explique sus posibles advertencias y limitaciones.

4. Sea transparente. Enlace a las fuentes originales y explique cualquier posible afiliación de los entrevistados.

5. Tenga en cuenta el riesgo del falso equilibrio. No solo presente los argumentos de las personas consultadas, sino busque evidencias tras ellos.

Cinco formas de hacer que su historia sea más atractiva

1. Si puede, encuentre un ángulo humano para su historia. Enfóquese en las personas y ponga sus experiencias en contexto con la evidencia.

2. Recuerde que las personas aman las buenas historias. Si su historia es larga, acuda a
los principios del periodismo narrativo.

3. Use para su beneficio aquellos factores que llevan a las personas a compartir historias: la gente quiere ayudar a los demás, mostrarse inteligente, compartir relatos que les causen admiración, alegría o ira.

4. Si el tema es deprimente, considere mostrar también posibles soluciones.

5. Atraiga la atención de su audiencia en las redes sociales usando titulares interesantes, un
imagen atractiva y un comienzo enganchador. Elimine posibles obstáculos como fotos pesadas que tardarán en cargar o piezas multimedia que requieren clics adicionales.

Cinco lecciones aprendidas de artículos de salud explicativos

1. Si el tema ha aparecido en los titulares previamente, tome conciencia de esa narrativa y vaya revelando el resto de la información coherentemente.

2. Cuestione la sabiduría de los expertos y revise si está respaldada por estadísticas e
investigación adicional.

3. Haga preguntas estúpidas: ¿Cómo funciona X? ¿Por qué? ¿Quién afirma eso?

4. Si su medios y el tema lo permiten, use su voz personal y conéctese con el lector como persona, no como un representante distante de una organización de noticias.

5. Finalmente, recuerde que ser preciso no significa ser aburrido.

  Improving the Quality of Health Journalism: When Reliability meets Engagement, Heini Maksimainen by Red Ética Segura - FNPI on Scribd

***
También recomendamos leer: Conozca los prejurados de la sexta edición del Premio Roche de Periodismo en Salud

 

Comentarios