Piden a periodistas cambiar tono catastrófico al informar sobre el cáncer
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Piden a periodistas cambiar tono catastrófico al informar sobre el cáncer

Es la propuesta este año de distintas organizaciones que trabajan por los pacientes con la enfermedad.
Foto: Piotr_Marcinski.

Se conmemoró esta semana, como cada 4 de febrero el Día Mundial del Cáncer, enfermedad que causa 1,3 millones de muertes al año en el mundo entero, pero que es posible prevenir en la mayoría de casos mediante la adopción de un estilo de vida saludable.

En esta ocasión, los usuarios que hacen parte de nuestro grupo de Facebook Somos Periodistas de Salud, llamaron la atención por el enfoque más positivo que es necesario darle a la comunicación sobre el cáncer. Por ejemplo, el periodista argentino Gastón Ortíz compartió con nosotros la iniciativa emprendida por la Asociación Argentina De Oncología Clínica (AAOC), en donde a través de una serie de piezas diseñadas para ser compartidas en redes sociales, se invita a cambiar el tono catastrófico que suele caracterizar la información relacionada con esta enfermedad.

“El cáncer no es una enfermedad terminal, siempre hay algo por hacer”, “No es una guerra contra el cáncer. Es un recorrido a favor de la salud”, “La ciencia no tiene armas. Dispone de herramientas”, son algunas de las consignas formuladas por al AAOC. El tono coincide con el adoptado por la campaña “Yo puedo, nosotros podemos”, que lidera este año la Organización Panamericana de la Salud.

La Organización Mundial de la Salud, por su parte desafía a que este año ayudemos a cambiar las percepciones negativas que existen sobre el cáncer. Para la OMS, en esta labor los medios de comunicación desempeñan un papel esencial en las campañas de educación ciudadana al difundir información y crear conciencia del control del cáncer en la población para cambiar las actitudes y desbancar mitos comunes.

¿Pero qué acciones específicas podemos realizar los periodistas de salud para contribuir a este cambio de tono? Otro recurso compartido esta semana por el profesor José Luis Terrón Blanco en nuestro grupo de Facebook, la Guía de estilo: Salud y medios de comunicación, publicada por la Asociación Española Contra el Cáncer y Pfizer, contiene en su decálogo para una buena comunicación sobre el cáncer varias ideas que destacamos a continuación:

Una de las piezas promovidas por la Asociación Argentina de Oncología Clínica. 1. Promover el conocimiento social de la salud/enfermedad

• Los medios de comunicación son una buena plataforma para informar y educar de manera crítica, ética y responsable, y son una herramienta importante para la sensibilización.

• El público busca información en los medios, y éstos tienen un papel formativo.

•  Todas las enfermedades han de tener su espacio: todas tienen aspectos que contar.

2. Clarificar la información científica para el público en general

• Interpretar y divulgar el lenguaje científico para transmitir informaciones especializadas a un público que, de otro, modo no tendría acceso a dicha información.

• Esta «traducción» debe ser comprensible, exacta y rigurosa.

• El buen uso de ilustraciones y gráficos ayuda a entender mejor las informaciones.

3. Contemplar diferentes puntos de vista para enriquecer la información

• No siempre un solo modelo vale para todo el mundo.

• El bombardeo de malas noticias puede causar una sensación de impotencia entre el público.

• Contextualizar bien las informaciones para entender su alcance.

• Ofrecer información lo más completa posible.

• Contrastar las informaciones y las fuentes.

• En los casos más polémicos, intentar equilibrar diferentes visiones.

4. Poner más atención a los enfoques en positivo

• Buscar aspectos que atiendan también las soluciones y no sólo a las limitaciones.

• Hablar de experiencias, conductas saludables... y no sólo de grandes cifras, catástrofes o políticas.

• Incorporar temas de prevención y tratamiento (recursos sociales, el papel de la familia, voluntariado, etc.).

5. Desmontar falsos mitos

• Buscar un tratamiento de conceptos y léxico adecuados y precisos.

• No abusar de comparaciones o metáforas que induzcan a errores o inexactitudes.

6. No estigmatizar

• Tener presente el impacto que la información transmitida puede tener en el colectivo afectado.

• No asociar siempre enfermedades a colectivos concretos o grupos de riesgo.

• Acompañar las informaciones con imágenes precisas.

7. Evitar caer en la espectacularidad

• Usar las estadísticas con rigor y contextualizarlas.

• Utilizar titulares atrayentes pero precisos.

Evitar crear falsas expectativas (avances científicos preliminares, fármacos en las primeras fases de investigación...).

8. Aportar el punto de vista de las personas afectadas

• Acompañar la información de un punto de vista de la persona

9. Usar correctamente las fuentes de información

• Usar fuentes de primera mano y que tengan una base fidedigna.

• Evitar convertir en certezas las opiniones personales.

• Ser cauto/a con las consultas a internet: no todos los sitios son fiables ni están suficientemente actualizados.

• Recordar que las asociaciones de pacientes son una fuente de información.

10. Tratar la información de manera continua y realizar un seguimiento de la misma

• Hay informaciones que siempre resultan de interés y no por ello dejan de ser noticia.

Además del dedicado al cáncer, la Guía de Estilo para Medios de Comunicación elaborada por Pfizer en alianza con varias organizaciones médicas españolas tiene capítulos específicos para otras enfermedades como el Sida, Parkinson, Alzheimer y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.

 

 

Comentarios