FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay / Creative Commons.

La ética periodística en la cobertura de temas económicos

Consulta enviada por: - Anónimo. Freelance en Ciudad de México, México

Soy periodista desde hace 10 años y me estoy especializado en periodismo económico y de negocios. Más de una vez me han dicho que estoy "en el lado oscuro". Mantengo el rigor y busco que todos mis textos estén balanceados. ¿Es antiético cubrir estas fuentes? ¿Como quitarle el estigma?

Respuesta de Gumersindo Lafuente

El periodismo económico, ejercido con profesionalidad, puede ser muy útil y relevante. Siempre, en este caso también, debemos extremar los filtros para que el resultado de nuestro trabajo sea lo más objetivo posible. Casi nunca la ética está en el tema de la historia, tiene que ver en cómo se afronta.

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística.

Respuesta de Javier Darío Restrepo

Como cualquiera de las otras fuentes, las políticas, las deportivas, las religiosas, las académicas, las culturales, las fuentes económicas son necesarias para que los receptores tengan conocimiento de los asuntos públicos que les conciernen.

No puede ser “oscura”, como tal, la actividad económica que dinamiza la vida de la sociedad y de las personas en particular. Como todas las actividades, esta puede ser clara u oscura, según el uso que se haga de ella; al periodista, por tanto, le toca fiscalizar ese uso para bien de la sociedad.

Es una fiscalización indispensable, que dejaría de hacerse si se acepta el prejuicio del “lado oscuro”.

El del dinero es otro de los poderes que el periodista debe mantener bajo vigilancia como parte de su servicio a la sociedad. Tenerlo en cuenta, vigoriza la conciencia de su identidad profesional y previene contra los malos consejos de la seguridad personal. Este servicio a la sociedad, centro de la identidad profesional, exige del servidor público -que eso es el periodista- la disposición para afrontar riesgos y perder parte de su tranquilidad personal, incluso cuando se trata de infundios como el del “lado oscuro” de alguna actividad.

Lo que sí es un “lado oscuro” es el del periodismo temeroso, que nunca se arriesga y que se centra en el logro de una vida tranquila y sin perturbaciones. Ese es el periodismo oscuro que no sirve para nada y para nadie.

También te podría interesar: Recomendaciones para hacer periodismo de datos

“El mercadeo es el que debe estar al servicio del periodismo y no al contrario”

Respondido por: Javier Darío Restrepo, Gumersindo Lafuente

Comentarios