10 consejos del Consultorio Ético para cubrir las próximas elecciones
12 de Marzo de 2018

10 consejos del Consultorio Ético para cubrir las próximas elecciones

A propósito de las elecciones presidenciales que tendrán lugar este año en México y Colombia.
Fotografía: Maklay62 en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética

Con la elección de los principales candidatos que representarán a la izquierda y derecha durante las consultas realizadas simultáneamente a las elecciones legislativas, comienza formalmente la carrera para elegir a quien será el próximo presidente de Colombia.

Gustavo Petro, por la izquierda; e Iván Duque, por la derecha; entrarán a competir con las demás candidaturas que ya se habían inscrito: Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras, Humberto de la Calle, , Juan Carlos Pinzón, Piedad Córdoba, y Viviane Morales.

Aprovechando esta coyuntura, queremos destacar 10 consejos extraídos de respuestas del maestro Javier Darío Restrepo en nuestro Consultorio Ético, para tener en cuenta de aquí al 27 de mayo, fecha de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

1. Recordar siempre que el periodismo es un servicio social

El periodista presta su servicio a todos, y así deben percibirlo cuantos reciben su información. Esa información es la materia prima de las decisiones del elector, que la utilizará en el momento de manifestar su voluntad política con el voto. No es el periodista quien le dice por quién o cómo votar, pero sí es quien proporciona los elementos necesarios de conocimiento para que el elector forme su decisión. Esos elementos de juicio son los que los electores encuentran en una información de calidad, que es la que responde a los intereses de los electores.

2. Distinguir claramente información de opinión

En las páginas de opinión y del editorial, los columnistas y el editorialista tienen libertad para expresar sus preferencias electorales, ajustados eso sí a las normas éticas que rigen en las columnas de opinión, como el respeto debido a la verdad de los hechos que sirven de base a la opinión. El lector lo sabe y se beneficia de los aportes interpretativos de los columnistas. Lo que no es aceptable en modo alguno es que se combinen de modo tramposo la información y la opinión para favorecer o atacar a candidatos.

3. Cuidado con los escándalos y la guerra sucia

La tarea del periodista es la de separar la verdad de las medias verdades, lo informativo de lo propagandístico. Dentro de esa tarea de selección se impone un ejercicio crítico para rechazar las informaciones oportunistas y de carácter propagandístico contra los candidatos e investigar los hechos que por su gravedad y trascendencia deben ser conocidos por los electores.

4. Procurar no tomar partido

Éticamente los periódicos y periodistas se deben a toda la sociedad, a la que una información completa e imparcial le garantiza un conocimiento necesario para el ejercicio de un voto inteligente. La democracia está hecha en buena parte de conocimiento, y este es el aporte de la prensa. Los periódicos, por tanto, deben propiciar la multiplicación de ciudadanos bien informados, que son los que fortalecen la democracia.

5. Si tomamos partido, ser claros con los lectores

El periodista es ciudadano, con los deberes y derechos de todo ciudadano, y entre ellos se cuenta el de ser libre para participar en el proceso electoral. No tiene por qué crearse el supuesto de que el periodista se mantiene al margen del debate electoral, como si fuera ciudadano por encima, o excluido de los deberes ciudadanos. Dar a conocer su candidato es parte del juego limpio del periodista.

6. Brindar un espacio equitativo a todos los candidatos

Tanto los códigos éticos como los manuales de estilo contienen principios que recuerdan la prioridad del bien común sobre los intereses particulares. Según esto el periodista informa para servir a todos los electores y no solo a una parte de ellos. Consecuentes con esto, los medios informativos miran a todos los candidatos como ciudadanos en busca de un empleo, que deben ser elegidos para el cargo por el ciudadano elector quien, como patrono o dueño, debe contar con la más completa información sobre cada solicitante, antes de elegir.

7. Buscar la objetividad para evitar la radicalización

La objetividad es una actitud que señala la radicalidad de la independencia del periodista cuando informa. Su tarea no puede ser interferida ni por sus sentimientos personales, ni por sus opiniones. Los códigos de ética insisten en separar las opiniones personales de la información y rechazan, como una práctica contraria a la ética, la presentación de las opiniones junto con los datos de una información, sin diferenciación alguna.

8. En elecciones, esforzarnos por hacer periodismo de todavía mejor calidad

El periodista, al informar para que sea posible un voto en libertad, acentúa su condición de servidor público. Si la aspiración de un periodista y de un medio es que su información sea útil para toda la ciudadanía, sea del partido que sea, cuanto se publique en este período ha de tener esa calidad, por tanto ha de ser una información de alcance universal.

9. Evitar sobreexponer el discurso de odio

Hay un poder pedagógico en la información pública que los medios pueden potenciar. La certeza de este poder le crea al periodista deberes como  el de mantener activa una mirada crítica sobre los hechos y personas que influyen en la vida de la sociedad. Los errores que se cometen en esta apreciación se pueden deber o a la presión de intereses personales o del medio de comunicación, o a la pasividad con que se asume la tarea de informar.

10. Trabajar en equipo para combatir la desinformación en época preelectoral

El combate contra este tsunami de mentiras que golpeará la información preelectoral debe darse con la verificación rigurosa de cada noticia, mediante el recurso a las fuentes plurales y diversas y la voluntad firme de producir una información útil para todos los colombianos, sean del partido que sean. Sería aconsejable producir una información de equipo, de modo que se puedan complementar las habilidades y conocimientos de todos, y ejercer una crítica de todos los materiales en grupo.

--

Además, en el Consultorio Ético son frecuentes las preguntas sobre la inconveniencia de combinar los roles de periodista y político. Ante esto, el maestro Javier Darío siempre recuerda que es incompatible ser periodista y candidato: un medio de comunicación en una democracia es el punto de encuentro de todas las voces, el lugar de discusión e información sobre todos los asuntos que conciernen a la totalidad de la sociedad    por tanto, le corresponde al medio poner en vigor unas normas de equidad en que ningún candidato tenga ventajas sobre otros, o se sienta en inferioridad de condiciones respecto de sus contendores. Desde el punto de vista práctico, un periodista que es a la vez candidato y que persiste en combinar las dos funciones, se convierte en juez y parte a la vez.

Comentarios