Con su Manual de Ética, El Pitazo da ejemplo de cómo hacer periodismo independiente en Venezuela
3 de Abril de 2018

Con su Manual de Ética, El Pitazo da ejemplo de cómo hacer periodismo independiente en Venezuela

Se trata de los lineamientos éticos que guían este portal fundado por el Instituto Prensa y Sociedad y Trapiche Films, con el objetivo de garantizar el derecho a la información de los sectores más desfavorecidos económicamente en Venezuela.
Fotografía: El Pitazo, durante la cobertura de las marchas de junio de 2017.
Red Ética

Gracias al podcast Huérfanos en salud, que retrata retrata la crisis de acceso a la salud pública que vive Venezuela, nos enteramos de la existencia de El Pitazo, un medio independiente cuyo lema es el de sonar donde otros callan.

Fundado por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y Trapiche Films, El Pitazo lleva ya cuatro años funcionando como un un medio que tiene el claro objetivo de mirar más allá de Caracas. Reducirlo a un medio digital sería equivocado, pues busca hacer llegar sus historias a la gente a través de distintos canales como radio, mensajes de textos (SMS), las redes sociales, el boletín informativo, el cine de calle y el perifoneo.

Al indagar sobre el origen del proyecto, y los principios que lo fundamentan, nos encontramos con que recientemente publicaron La Raya Amarilla, un completo manual de ética, estilo y redacción, que contiene valiosos principios éticos que demuestran que todavía es posible hacer periodismo independiente y de calidad en Venezuela.

“Para nosotros es muy importante alinear a un equipo de reporteros, que está en cada uno de los estados del país, al momento de realizar trabajos, porque en El Pitazo no solo apuntamos a la calidad, sino a la pertinencia de nuestro trabajo periodístico”, afirma el director de este medio, César Batiz.

El manual se suma al credo de El Pitazo, que resume en 10 principios el propósito de este medio enfocado en hacer periodismo con rigurosidad, apegado al deber de informar y al desafío de vencer cualquier tipo de limitaciones o censura, sin descuidar las principales normas éticas.

En sus más de 50 páginas, el manual aborda temas actuales poco tratados en manuales de otros medios, tales como el uso de las redes sociales en las redacciones, la cobertura especial en épocas electorales, la interpretación de las encuestas, la equidad de género, el tratamiento de la población LGBT y las personas con discapacidad, la agregación de contenidos y el uso de contenido generado por los usuarios.

Recomendamos la lectura de este manual, en especial para periodistas que trabajan en medios digitales independientes que cuenten con extensas redes de colaboradores en distintas regiones, a fin de mantener unidad de principios, estilo y calidad en las historias publicadas.

Comentarios