Conozca el código ético de la prensa de Noruega
30 de Mayo de 2017

Conozca el código ético de la prensa de Noruega

Aborda principios para radio, televisión, medios impresos y digitales.
Fotografía: Andry en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética Segura

Noruega es un país que se ha mostrado especialmente preocupado recientemente por la ética periodística. El lanzamiento de la campaña #ettminutt es muestra de ello. Esta iniciativa ha logrado unir a todas las organizaciones de medios del país alrededor de una invitación para que los ciudadanos se expresen a favor del periodismo independiente, plural y creíble.

Otra de las iniciativas destacadas es el sólido Código Ético de la Prensa de Noruega. Presentado en 2015, es pionero en abordar temas como el uso de información privada de los visitantes a sitios web de noticias, el ‘product placement’ en las noticias y la inconveniencia de poner a los periodistas a realizar labores comerciales.

Al igual que la mayoría de códigos éticos de asociaciones de prensa en el mundo, el noruego aborda asuntos fundamentales como la relación con las fuentes, el respeto hacia la identidad de los menores de edad, la prudencia en la información sobre suicidios, entre otros.

Es particularmente llamativo que la redacción de este código constantemente está recordando aquello que es considerado como “una buena práctica de la prensa”. Por ejemplo reza “es una buena práctica de prensa apuntar a la diversidad y relevancia en la elección de las fuentes”.

- -

Cada editor y miembro de una redacción debe estar familiarizado con estas normas éticas de la prensa, y basar en ellas su práctica diaria. La práctica ética comprende todo el proceso periodístico completo, desde la investigación hasta la publicación.

1. El papel de la prensa en la sociedad

1.1. Libertad de expresión, libertad de información y la libertad de prensa son elementos básicos de una democracia. Una prensa libre e independiente es una de las instituciones más importantes en una sociedad democrática.

1.2. La prensa tiene importantes funciones al transmitir información, debates y comentarios críticos sobre temas de actualidad. La prensa es particularmente responsable de permitir que diferentes puntos de vista que se expresen.

1.3. La prensa protegerá la libertad de expresión, la libertad de prensa y el principio de acceso a los documentos oficiales. No puede ceder a ninguna presión de nadie que quisiera evitar debates abiertos, el libre flujo de información y el libre acceso a las fuentes. Los acuerdos en materia de transmisión exclusiva de un evento no serán obstáculo para la reportería de noticias independiente.

1.4. Es el derecho de la prensa transmitir información sobre lo que ocurre en la sociedad, descubrir y revelar las cosas, que deban ser sometidas a la crítica. Es una obligación de prensa arrojar luz crítica sobre cómo los medios ejercen su papel.

1.5. Es tarea de la prensa proteger a los individuos y grupos contra las injusticias o negligencias cometidos por las autoridades públicas e instituciones, empresas privadas, u otros.

2. Integridad y credibilidad

2.1 El editor lleva la responsabilidad personal y completa sobre los contenidos de los medios de comunicación y tiene la decisión final cuando se presenten preguntas relacionadas con el contenido editorial, la financiación, la presentación y la publicación de los hechos. El editor deberá actuar con libertad e independencia frente a cualquier persona o grupos que - por razones ideológicas, económicas o de otro tipo- quieran ejercer una influencia sobre el contenido editorial. El editor deberá salvaguardar la producción de la redacción para que pueda hacer un periodismo libre e independiente.

2.2 El editor y los miembros de la redacción deben proteger su independencia,  integridad y credibilidad. Evitar servir a dos señores, tener cargos dobles, recibir comisiones o compromisos que puedan crear conflictos de intereses, los cuales podrían llevar a especulaciones de descalificación.

2.3 Ser abiertos sobre los asuntos relevantes que puedan afectar la forma en que el público percibe el contenido periodístico.

2.4 Los miembros del personal editorial no deben aprovecharse de su posición con el fin de lograr beneficios personales, incluyendo la recepción de dinero, bienes o servicios, que puedan ser percibidos como una compensación externa para obtener beneficios editoriales.

2.5 A un miembro del equipo editorial no se le puede pedir hacer algo contrario a sus convicciones.

2.6 Nunca desdibujar la clara distinción entre noticias y publicidad. Debe ser obvio para el público lo que se considera contenido comercial. La distinción debe ser obvia también en el uso de enlaces web y otros medios digitales. Se ha de rechazar cualquier contenido comercial que se pueda confundir con material periodístico.

2.7 La mención en artículos o reseñas de productos, servicios, marcas e intereses comerciales, incluyendo la del propio medio de comunicación, debe estar motivada por consideraciones editoriales y no debe aparecer como un anuncio. Se debe mantener una distinción clara entre las actividades de marketing y el trabajo editorial. También rechazar cualquier oferta de favores periodísticos a cambio de publicidad. Evite la reproducción indiscriminada de material de agencias de prensa (PR).

2.8 La publicidad oculta es incompatible con las buenas prácticas de prensa. Los intereses comerciales no deben influir en la actividad periodística, el contenido o la presentación. Si el contenido editorial está patrocinado o un programa tiene “colocación de productos”, esto debe ser evidente para el público. El patrocinio siempre debe estar claramente marcado. Los patrocinios o colocación de productos en noticias, temas de actualidad, o periodismo dirigido a los niños son incompatibles con las buenas prácticas de prensa. Los gastos directos de la actividad periodística deben estar en su mayor parte soportados por la propia redacción. En el caso de una excepción, el público debe estar al tanto de lo que está financiado por intereses externos.

2.9 Los miembros de la redacción no deben aceptar asignaciones de personas distintas a sus propios editores.

3. Conducta periodística y relaciones con las fuentes

3.1. La fuente de información debe, por regla general, ser identificada, a menos que esto signifique un conflicto con la protección de la fuente o terceros involucrados.

3.2. Sea crítico en la elección de las fuentes, y asegúrese de que la información proporcionada es correcta. Es una buena práctica de prensa apuntar a la diversidad y relevancia en la elección de las fuentes. Si se utilizan fuentes anónimas, o la publicación ofrece exclusividad, requisitos especialmente estrictos deben imponerse en la evaluación crítica de las fuentes. Particularmente, se debe tener precaución cuando se trata de información de fuentes anónimas, la información de fuentes que ofrecen exclusividad, y la información proporcionada a partir de fuentes que piden un pago a cambio.

3.3. La buena conducta de la prensa requiere una aclaración sobre los términos en que se está llevando a cabo una entrevista. Esto también se refiere a la investigación adyacente. Cualquier acuerdo en cuanto a la aprobación de las declaraciones debe hacerse antes de la entrevista, y debe quedar claro lo que el acuerdo incluye y qué plazos se aplicarán. Los editores deciden por sí mismos lo que finalmente debe ser publicado.

3.4. La protección de las fuentes es un principio básico en una sociedad libre y es un requisito previo para la capacidad de la prensa para cumplir con sus deberes para con la sociedad y garantizar el acceso a la información esencial.

3.5. No divulgue el nombre de una persona que haya facilitado datos de forma confidencial, a menos que haya dado su consentimiento de forma explícita por parte del interesado.

3.6. En consideración con las fuentes y la independencia de la prensa, el material inédito no debe ser divulgado a terceros.

3.7. Es deber de la prensa informar del significado previsto en las citas de una entrevista. Las citas textuales deben ser precisas.

3.8. Los cambios en una declaración deben limitarse a la corrección de errores en los hechos. Ninguna persona que no represente autoridad editorial puede intervenir en la edición o presentación de material periodístico.

3.9. Proceda con mucho tacto en la investigación periodística. En particular, muestre consideración hacia las personas que no sean conscientes del efecto que sus declaraciones puedan tener. Nunca abuse de las emociones o los sentimientos de otras personas, de su ignorancia o de su falta de juicio. Recuerde que las personas en estado de shock o dolor son más vulnerables que las demás.

3.10. Las cámaras/micrófonos ocultos o disfraces sólo pueden utilizarse en circunstancias especiales. La condición debe ser que un procedimiento de este tipo sea la única forma posible de descubrir casos de importancia esencial para la sociedad.

3.11. La prensa, por regla general, no paga a fuentes o entrevistados para obtener información. Ejerza la moderación cuando pague alguna propina a quien le preste ayuda en su reportería. Es incompatible con las buenas prácticas de prensa emplear esquemas de pago diseñados para tentar a la gente, invadir la privacidad de otros o revelar información personal.

4. Normas de publicación

4.1. Busque el equilibrio entre la profundidad del contenido y su presentación.

4.2. Deje claro lo que es información real y lo que son opiniones.

4.3. Siempre respete el carácter de una persona y su identidad, privacidad, etnicidad, nacionalidad y creencias. Sea cuidadoso al usar términos que creen estigmas. Nunca llame la atención sobre aspectos personales o privados si son irrelevantes.

4.4. Asegúrese de que los titulares, introducciones y leads no vayan más allá de lo que se relata en el texto. Se considera una buena conducta de la prensa revelar su fuente cuando cita información dada por otros medios de comunicación.

4.5. En particular, vele por la la presunción de inocencia en la información judicial. Que sea evidente que está en cuestión de la culpabilidad del acusado, ya sea en relación con alguien bajo sospecha o imputado, sobre quien no se haya decidido una sentencia con eficacia jurídica. Es parte de la buena conducta de la prensa informar del resultado final de los procesos judiciales que hayan sido reportados anteriormente.

4.6. Siempre se debe considerar cómo los informes sobre accidentes o delincuencia pueden afectar a las víctimas y a sus familiares más cercanos. No identifique a las víctimas o personas desaparecidas, a menos que los familiares más cercanos hayan sido informados. Mostre consideración hacia las personas en dolor o en momentos de shock.

4.7. Sea prudente en el uso de nombres y fotografías u otros elementos identificadores de personas al referirse a asuntos contenciosos o punibles. Especialmente se debe tener precaución cuando se informa de casos en la etapa inicial de investigación; casos relativos a menores infractores y los casos en los que la identificación pueda imponer una carga excesiva para un tercero. La identificación debe basarse en una necesidad legítima de información. Puede ser, por ejemplo, legítimo identificar a alguien en un lugar donde hay un peligro inminente de asalto a las personas indefensas. En el caso de delitos graves y repetidos, si la ubicación o  identidad del sujeto es claramente relevante para el caso que se informa, o donde la identificación proteja a los inocentes de la exposición a una sospecha injustificada.

4.8. En noticias que involucren niños, se considera una buena conducta de la prensa  evaluar las consecuencias que el enfoque usado por los medios podría causar en cada caso. Esto aplica también cuando la persona a cargo o sus padres, han aceptado la exposición de un menor. Como regla general, la identidad de los niños no debe ser revelada en los reportajes sobre conflictos familiares o casos que involucren niños bajo el cuidado de  las autoridades o de los tribunales.

4.9. Tenga cuidado al informar sobre el suicidio e intentos de suicidio. Evite brindar detalles que no sean necesarios para satisfacer la necesidad general de información. Evite la descripción de métodos u otros aspectos que puedan contribuir a provocar otras acciones suicidas.

4.10. Tenga cuidado al usar fotos en cualquier contexto distinto al original.

4.11. Proteja la credibilidad de la fotografía periodística. Las fotografías utilizadas como documentación no deben ser alterados de una manera que cree una falsa impresión. Las fotos manipuladas sólo pueden ser aceptadas como ilustraciones si es evidente que, en realidad, es un collage de fotos.

4.12. El uso de fotografías debe cumplir con los mismos requisitos de se tendrían en  una presentación oral o escrita.

4.13. La información incorrecta debe ser corregida y, cuando se solicite publicar una disculpa, hacerlo tan pronto como sea posible.

4.14. Quienes han sido sometidos a fuertes acusaciones deberán, si es posible, tener la oportunidad de responder simultáneamente, así como a brindar información sobre los hechos. Los debates, la crítica y la difusión de noticias no deben ser obstaculizados porque alguna de las partes no esté dispuesta a brindar declaraciones.

4.15. Quienes hayan sido objeto de un ataque deberán tener la oportunidad de responder a la mayor brevedad, a menos que el ataque y la crítica sean parte de un intercambio de puntos de vista. Cualquier respuesta debe tener una duración razonable, pertinente al asunto y decorosa en su forma. La respuesta puede ser denegada si la parte en cuestión ha rechazado, sin una razón objetiva, una oferta de presentar una réplica sobre el mismo tema. Las respuestas y contribuciones al debate no deben ir acompañadas de un comentario editorial polémico.

4.16. Tenga en cuenta que los enlaces a otras publicaciones digitales podrían llevar al lector a otros medios electrónicos que no cumplan con el Código Ético. Vele por que los enlaces a otros medios o publicaciones están claramente marcados. Se considera una buena conducta de la prensa el informar a los usuarios de los servicios interactivos sobre cómo se registra su visita, y, posiblemente, explota el uso que haga de sus servicios informativos.

4.17. Los comentarios de los usuarios en las publicaciones digitales no se deberán pre-editar. Esto debe ser anunciado de una manera clara para aquellos que acceden a las páginas web. La redacción tiene la responsabilidad de eliminar instantáneamente los comentarios que no se ajusten al Código Ético.

- -

Traducción por Hernán Restrepo | Gestor de contenidos de la Red Ética Segura. 

 

Comentarios