Cuidado con los estereotipos al escribir crónica roja: Javier Sinay
9 de Abril de 2017

Cuidado con los estereotipos al escribir crónica roja: Javier Sinay

Javier Sinay. Fotografía: FNPI

Con la crónica titulada “Rápido, furioso, muerto“, publicada en la revista Rolling Stone, el reportero argentino Javier Sinay ganó en la categoría de Texto el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo en su edición 2015.

La crónica galardonada relata la historia de Axel Lucero, un muchacho de 16 años que vivía en la periferia de La Plata y murió a manos de un policía de civil que iba al gimnasio cuando fue abordado por dos muchachos que le quisieron robar la moto. Lucero era uno de ellos.

“En esta pieza se destacan la energía en la escritura y la calidad de la reportería para reunir, como haría un novelista, información significativa sobre la vida de un barrio. De manera específica se puede notar, casi como un modelo, la distancia que logra el autor frente a los hechos, sin culpar o absolver a nadie de lo que termina siendo una muerte”, destacó el Jurado del Premio Gabo.

A propósito de la convocatoria a participar en el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2017, que está abierta hasta el próximo 17 de mayo, la Red Ética Segura contactó a Javier para conversar sobre los aspectos éticos que debió resolver al escribir la pieza premiada.

“Rápido, furioso, muerto” es una crónica que habla sobre la violencia, pero especialmente sobre la pobreza. ¿De qué manera la abordaste para que fuera un relato de calidad que no cayera en la “porno-miseria”?

Para evitar la porno-miseria es importante trabajar la carnadura humana de los personajes: hacerlos tridimensionales. A fin de cuentas, no son ​personajes sino personas. El principal antídoto contra este tipo de amenaza es no caer en estereotipos. Porque la porno-miseria está construida en base a estereotipos cínicos: el pobre bueno y el pobre malo. Y para huir de esas categorías lo que hay que hacer es presentar a nuestros entrevistados en todas sus facetas humanas.

Por otro lado, es importante tratar el tema de la pobreza con la misma seriedad con la que uno trataría en otra nota el de la riqueza o el de la clase media: haciéndose parte de eso en el sentido de no sorprenderse y no imponer una distancia; es decir, no volver artificial el escenario donde transcurre la historia. Hay que ejercer el periodismo con responsabilidad social y respeto humano.

¿Qué recomendaciones le das a los periodistas que van a escribir una crónica roja, para no caer en el morbo?

Propongo este decálogo para combatir el sensacionalismo: (1) seamos conscientes de que estamos escribiendo sobre hechos reales; (2) demos contexto; (3) hagamos un uso responsable del lenguaje; (4) amarrémonos a la verdad –o a las verdades; (5) respetemos; (6) busquemos el significado social y cultural de un crimen; (7) usemos documentos judiciales confiables; (8) pongamos a las fuentes en equilibrio; (9) visitemos el territorio; y (10) hagámoslo todo más complejo: el pensamiento simplista es el mejor amigo del sensacionalismo y del morbo.

Con la historia de Axel Lucero demostraste que la brutalidad policial cobra numerosas vidas en tu país, de manera similar a como sucede en Estados Unidos donde las comunidades negras han sufrido especialmente por este fenómeno. ¿Afectó esta denuncia de alguna manera tu relación con la Policía como fuente de información?

​No la afectó​, porque mi vínculo con la Policía nunca fue importante. Sí hay algunos policías con los que tengo confianza, pero de individuo a individuo. La Policía como institución nunca me aportó nada relevante.

Sobre Javier Sinay

Es periodista interesado en historias criminales y judiciales; y en asuntos culturales. Siempre atento a los campos del reportaje y la crónica, es editor de la revista Rolling Stone, de Argentina, y autor de los libros de no ficción Los crímenes de Moisés Ville: Una historia de gauchos y judíos (2013) y Sangre joven: Matar y morir antes de la adultez (2009), que mereció el Premio Rodolfo Walsh en la XXIII Semana Negra de Gijón, España.

También es autor de un perfil del ex capitán de la Armada Argentina Jorge “Tigre” Acosta, publicado en la antología Los malos (editada por Leila Guerriero, Ediciones UDP). Sus textos han aparecido en los diarios La Nación, Clarín y Crítica de la Argentina; y en las revistas Etiqueta Negra, Gatopardo, Letras Libres, Ñ, Orsai y Zona de Obras, entre otras; y lleva adelante el sitio de cultura negra elidentikit.com. Ganó un Premio del Fondo Nacional de las Artes, un Premio TEA y tres Premios Perfil. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires.

¡Participa en el Premio Gabo!

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

Comentarios