Los medios de América Latina se han preocupado más por el poder que por los lectores: Daniel Moreno
23 de Abril de 2018

Los medios de América Latina se han preocupado más por el poder que por los lectores: Daniel Moreno

El director de Animal Político estuvo de visita en Colombia para participar en el seminario convocado por Facebook y la FNPI.
Daniel Moreno durante su visita a Bogotá  | Foto: Jose Guiot / Feel Marketing Sensorial
Red Ética

Uno de los participantes destacados en el seminario Estrategias digitales para impulsar las interacciones con las audiencias 2018, convocado por la FNPI y Facebook, fue Daniel Moreno, el director del portal mexicano Animal Político.

En su conferencia, Daniel se dedicó a exponer de qué se trata Verificado.mx, un nuevo proyecto colaborativo en el que participan más de 70 organizaciones de medios y la sociedad civil, para combatir el problema de la desinformación en época de elecciones presidenciales.

En el marco de su conferencia, Daniel reflexionó sobre la codependencia entre el periodismo de calidad y una democracia saludable, ofreció consejos para reducir el daño que las noticias falsas puedan hacer en época electoral, e invitó a trabajar por un periodismo cada vez más independiente de los poderes públicos.

Al finalizar su conferencia, Daniel conversó con Hernán Restrepo, gestor de contenidos de la Red Ética, con quien profundizó en sus ideas sobre ética, periodismo y democracia.

Nos llamó mucho la atención dijeras que los medios de comunicación somos culpables del problema de las noticias falsas. ¿Cómo es eso?

Yo creo que, obviando el hecho de que generalizar siempre es injusto, en América Latina hemos tenido un periodismo mucho más cercano a los grupos de poder, que comprometido realmente con sus lectores. Lo que vemos en nuestra región son medios que no hemos tenido empacho en afiliarnos a una causa, o en promover a un grupo político o económico. Podemos ver claramente en Argentina que La Nación y Clarín hicieron campaña por Macri.  Mi punto nada más es, aceptemos que los medios en general hemos estado más preocupados por el poder que por los lectores.

Dijiste también que por la forma en que estamos informando en época electoral, los medios podríamos terminar dinamitando la democracia. ¿Por qué?

Los periodistas y los medios en general tenemos que hacer una reflexión. En un momento de la historia de América Latina en donde la gente no ve un beneficio directo en la democracia, y que incluso apuesta por modelos autoritarios no democráticos porque cree que ahí hay una alternativa, hacer periodismo sin contexto y sin autocrítica, nos puede llevar a correr el riesgo de darle prioridad a las informaciones que están dinamitando la democracia.

Es decir, un sistema de partidos cuesta, y en nuestros países el dinero se necesita para muchas cosas. Pero si nos vamos por la fácil de denunciar lo costoso que es tener un sistema de partidos, tenemos que asumir que estamos generando en nuestro público la legítima pregunta de por qué le voy a apostar un sistema de partidos que no me beneficia en el corto plazo, si podríamos ahorrarnos ese dinero al no tener elecciones. Es una consecuencia lógica. Cada vez vemos a más gente diciendo que la democracia es un desperdicio de dinero.

Si los medios vamos a seguir dándole prioridad a subrayar que todos los partidos son iguales, que toda la clase política está corrompida, que nada de lo que se hace funciona, que la corrupción permea en todos lados, eso va a tener consecuencias. Ahora, no estoy diciendo que no denunciemos desde el periodismo aquello que está mal en la política. Pero sumémonos a una reflexión sobre a dónde nos puede llevar. A Donald Trump lo crearon los medios.

Si asumimos que la democracia es el único sistema en el que el periodismo puede vivir, entonces una de las reflexiones mínimas que podemos hacer los medios y los periodistas, es cómo ayudamos a fortalecer el sistema democrático. Cómo le hacemos para que los jóvenes se interesen en ella.

Háblanos sobre Verificado.mx. ¿Cómo surge y cómo funciona este proyecto?

Nacemos hace apenas un mes, gracias a la alianza entre AJ+ en Español, Pop Op Newsroom y Animal Político.  Estos tres medios acordamos crear esta especie de agencia de información, dedicada a tres objetivos: combatir noticias falsas; verificar el discurso de los candidatos, es decir aumenta el costo de la mentira en la clase política; y verificar la viabilidad de las promesas de los políticos.

Luego convocamos a otros medios que tuvieran claro que las noticias falsas amenazan la democracia, y también sumamos a universidades y organizaciones de la sociedad civil, completando más de 75 instituciones que apoyan el proyecto.

Primero nos dedicamos a capacitar integrantes de las redacciones de estos medios para crear una redacción central dedicada a generar contenidos repartidos entre todos los asociados. La filosofía detrás de esto es que, mientras más plataformas se sumen a decir que una noticia es falsa, menos daño hará esa noticia falsa.

Si todo el proyecto es tan bueno, ¿por qué planean acabarlo una vez pasen las elecciones en México?

Lo que pasa es que hacer Verificado es un reto. Primero, económico, pues necesitas una redacción pagada y Animal Político no tiene la capacidad de hacerlo solo. Segundo, el proyecto tiene en este momento una lógica electoral. Veremos si en el futuro le encontramos otro ángulo. Pero es gracias a que esta iniciativa no alimenta una sola marca, logramos hacer que varios medios se unieran para respaldarla.  Tendríamos que repensarlo si queremos darle vida después de las elecciones: cuál sería el objetivo y cómo lo financiaríamos.

Finalmente, ¿cómo curar esa enfermedad tan común en el periodismo latinoamericano que en Colombia conocemos como ‘declaracionitis’?... Es decir, ese afán de los periodistas por sentir que si capturaron la voz de un político en una rueda de prensa, ya hicieron bien su trabajo.

Yo creo que es primero que nada, hay que trabajar en la convicción del propio medio, porque los medios tenemos pocos periodistas y mucho espacio para llenar. Lo más fácil para solucionar este problema es transcribir. Pero cuando transcribes, atentas contra la esencia del periodismo. Lo fácil es decir que los periodistas son culpables de esto porque no están preparados o tienen demasiado trabajo. Pero si los dueños y los directivos de los propios medios están dispuestos a apostarle al periodismo investigación, que es la esencia de nuestro oficio, comenzaremos a curar esta enfermedad.

 

Comentarios