Nace en España la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información
7 de Diciembre de 2016

Nace en España la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información

La plataforma que combatirá las normas que obstaculizan el acceso a la Justicia, está integrada por organizaciones y personas del ámbito jurídico, del periodismo y de los movimientos sociales y ciudadanos.
Virginia Pérez Alonso / Fotografía: libertadinformacion.cc

Un grupo de reconocidos profesionales españoles acaba de crear la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI). La organización nace por la preocupación ante las amenazas a los derechos de libertad de información y expresión en España.

La plataforma está integrada por organizaciones y personas del ámbito jurídico (Unión de Fiscales Progresistas, Ilustre Colegio de Abogados y Comisión Legal Sol), del periodismo (Federación de Sindicatos de Periodistas, eldiario.es, 20minutos, Disopress y la revista Mongolia) y de los movimientos sociales y ciudadanos (OCU, CEACCU).

La PDLI combatirá las normas que obstaculizan el acceso a la Justicia; o prácticas que pretenden el control de los medios, como la contratación de publicidad institucional como elemento discrecional para garantizar la supervivencia de medios afines. Se dedicará además a monitorizar y difundir los ataques a la libertad de información, contra periodistas y medios, activistas, movimientos sociales o ciudadanos.

La periodista Virginia Pérez Alonso, vicedirectora editorial del grupo 20 Minutos y presidenta de la PDLI, concedió la siguiente entrevista a la Red Ética Segura, donde explica en detalle de qué se trata la iniciativa.

La mejor manera de ser pieza indispensable en nuestra democracia es convertirnos en notarios de estos ataques contra la libertad de información y de expresión, y luego en difusores, altavoces, de esa realidad, con el objetivo siempre de revertir la situación y de garantizar el libre ejercicio de esos derechos”, asegura Pérez Alonso en la entrevista concedida a Hernán Restrepo, gestor de contenidos de la Red Ética Segura.

Red Ética Segura (RE): ¿Cuál es el objetivo de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI)? 

Virginia Pérez Alonso (VP): El objetivo de la PDLI es intentar poner freno a la tendencia creciente de acotar la libertad de información y de expresión en España. Esa tendencia se sustancia sobre todo en reformas legales, pero también en prácticas poco transparentes por parte de instituciones y administraciones públicas que afectan no solo a medios y periodistas, sino al conjunto de la sociedad civil. Queremos monitorizar las amenazas a estos derechos, catalogarlas y ponerlas negro sobre blanco como primer paso, porque un conocimiento exhaustivo de la situación contribuirá a una toma de conciencia colectiva, y esta toma de conciencia es necesaria para desmontar el ‘mito’ de que en España no existen estos ataques a las libertades de información y de expresión. Si no hay opinión pública libre, no hay verdadera democracia.

(RE): ¿Qué entidades y profesionales conforman la PDLI? 

(VP): La PDLI la integran, como fundadores, 18 colectivos y personas físicas representantes de la sociedad civil: desde asociaciones de defensa de los derechos de los consumidores (OCU, CEACCU), a medios, periodistas y cineastas (Mongolia, 20minutos, eldiario.es, DisoPress, Mario Tascón, Juanlu Sánchez, Yolanda Quintana, Stepháne M. Grueso, o yo misma), pasando por colectivos de juristas y abogados (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Unión Progresista de Fiscales, Comisión Legal Sol, Carlos Sánchez Almeida…) y por profesores de universidades como la Complutense, la de Castilla-La Mancha o la UOC. Pero la Plataforma está recién constituida y abierta a nuevas adhesiones. Hemos recibido ya varias peticiones de distintos colectivos y cursaremos invitaciones a otros para que se sumen a esta iniciativa.

(RE): ¿Cuáles son para ustedes las principales amenazas actualmente contra la libertad de expresión e información?

(VP): La Plataforma nace en un momento de profundo cambio en España provocado por la peor crisis económica conocida en muchos años, en un momento de fractura entre élites y ciudadanos, en un momento en el que la ciudadanía reivindica un papel activo en una sociedad en la que han participado de manera muy indirecta. En medio de esta recomposición de los cimientos sociales, desde distintos ámbitos, pero sobre todo desde el ámbito estatal e institucional, se intenta poner freno a nuevas maneras de protesta y poner coto a la libertad de información a través de la aprobación de leyes y normas restrictivas, que en ocasiones vulneran derechos fundamentales. Algunas de ellas:

  • El Proyecto de Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, que penaliza el derecho de protesta y la difusión de información.
  • La reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que impide el normal funcionamiento de Internet.
  • La llamada Ley de Transparencia, que entra en vigor el día 10 y que ha sido considerada insuficiente por la propia Comisión Europea por carecer, entre otras cosas, de mecanismos independientes de control.
  • El abuso de las figuras jurídicas de injuria, calumnia y derecho al honor, utilizadas como un mecanismo coercitivo frente a medios, periodistas y otros informadores.
  • El efecto coercitivo de la imposición de tasas judiciales y sus implicaciones en la libertad de expresión.
  • La publicidad institucional como elemento discrecional para garantizar la supervivencia de medios afines a los gobiernos frente a los que no lo son.
  • El derecho al olvido, que permite a un buscador en posición monopolística desindexar informaciones a petición de una parte.

(RE): ¿Cómo planean monitorear los ataques a la libertad de información contra periodistas, medios, contra activistas, movimientos sociales o ciudadanos? 

(VP): De manera colaborativa siempre, contando con la ciudadanía, los medios de comunicación, los periodistas y cualquier colectivo que esté sufriendo este tipo de ataques. Como la Plataforma se constituyó hace apenas dos semanas, estamos aún definiendo los procesos de trabajo y la agenda, pero sí sabemos ya que una de las primeras herramientas que vamos a utilizar es esta de Outliers, que nos ayudará a mapear cualquier incidente contra la libertad de expresión e información en momentos concretos.

(RE): ¿Qué preocupaciones les generan a ustedes proyectos como la Ley de Propiedad Intelectual o la Ley de Transparencia? 

(VP): En cuanto a la Ley de Transparencia, nos parece grave que no se reconozca el derecho de acceso a la información como un derecho fundamental, que se limite su alcance casi en exclusiva a la información administrativa y que el sistema propuesto sea poco garantista para el ciudadano. Las malas prácticas de las administraciones en el manejo y difusión de información pública son una realidad constatable en España, al igual que la proliferación de casos de corrupción en la esfera política y pública, y sin embargo estrenamos una ley que no promueve poner fin de manera tajante a estas prácticas, y que parece más bien mero maquillaje. De hecho, a fecha de hoy (5 de diciembre) y a cinco días de su entrada en vigor, acabamos de conocer que el reglamento que desarrolla esta ley estará listo, en el mejor de los casos, a principios de 2015; ni siquiera se ha constituido el Consejo de Transparencia, el organismo regulador.

La Ley de Propiedad Intelectual incluye medidas como el #canonAEDE (llamado así porque ha sido promovido por esa asociación de editores, minoritaria en España), que atenta contra la libertad misma de Internet, porque penaliza su esencia -la cita y el enlace a información de terceros- e impide a los autores gestionar sus propios derechos. Establece como obligatorio e irrenunciable el cobro de ciertas cuantías a quienes enlacen a contenidos incorporando citas, incluso para aquellos que publican bajo licencias copyleft, y promueve la creación de una entidad de gestión que realice el seguimiento, vigilancia y cobro de dicha tasa. En definitiva, otorgar ese carácter irrenunciable a los derechos de autor eleva de alguna manera la propiedad intelectual a la categoría de derecho fundamental, mientras cercena el derecho y la libertad de quienes desean ceder sus contenidos a terceros, porque este ejercicio acabará penalizando a unos en beneficio de un tercero.

(RE): ¿De qué manera creen que el PDLI puede contribuir a la democracia española?

(VP): La mejor manera de ser pieza indispensable en nuestra democracia es convertirnos en notarios de estos ataques contra la libertad de información y de expresión, y luego en difusores, altavoces, de esa realidad, con el objetivo siempre de revertir la situación y de garantizar el libre ejercicio de esos derechos.

(RE): ¿Qué mensaje le envían a los periodistas latinoamericanos preocupados también por las leyes que restringen la libertad de información?

(VP): El periodismo es un servicio público, y los periodistas somos el altavoz de los débiles y de la ciudadanía. Desde esa perspectiva, nuestra obligación, ética, moral y profesional, es defender la libertad de información denunciando públicamente los ataques que esta pueda sufrir, y siempre es mucho más eficaz hacerlo sumando fuerzas y constituyendo colectivos influyentes.

Más sobre Virginia Pérez Alonso

Periodista. Ha trabajado en distintos medios españoles como La Voz de Galicia, la Agencia EFE, Radiovoz y Cinco Días. Fundadora en 2000 de 20minutos, el primer diario gratuito de España, entre 2008 y 2012 asumió la dirección adjunta de su edición online, años en los que el medio se constituyó en un referente en innovación y en periodismo social, convirtiéndose en uno de los tres diarios digitales en castellano más leídos del mundo.

Desde 2012 es vicedirectora del Grupo 20 Minutos, donde cogestiona todas las publicaciones y lidera la transformación digital del grupo. Fue premio iRedes en 2012 por representar una nueva generación de directivos de medios que han comprendido la transformación cultural que se requiere en las redacciones.

Entre otras actividades, participa habitualmente como jurado en algunos de los certámenes periodísticos más prestigiosos, como el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo o el Nacional de Periodismo Miguel Delibes.

Su presencia es frecuente en conferencias, coloquios, congresos y seminarios sobre periodismo y sobre el tratamiento periodístico de asuntos relacionados con derechos humanos y desigualdad. Es además colaboradora ocasional en algunos programas de radio y televisión. En twitter:@virginiapalonso. En Facebook: https://www.facebook.com/virginiapalonsoperiodista

Comentarios