Periodismo y activismo, ¿son compatibles?
10 de Octubre de 2018

Periodismo y activismo, ¿son compatibles?

Tuitdebate a propósito de las discusiones presentadas en el Festival Gabo 2018.
Fotografía: Niekverlaan en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética

La defensa de los derechos de los inmigrantes y de las minorías sexuales fueron temas recurrentes en los conversatorios del Festival Gabo 2018. Gracias a la participación de Masha Gessen, las narrativas sobre diversidad sexual fueron un tema de reflexión protagónico en el evento. Y en cuanto a cómo contar las historias de los migrantes para combatir la xenofobia, las intervenciones de la norteamericana María Elena Salinas fueron fundamentales.

Ambas invitadas fueron cuestionadas en distintos momentos por los asistentes respecto a si su forma de hacer periodismo no podía considerarse más bien activismo político. Advocacy journalism es el término que se usa en inglés para referirse a esa manera de enfocar el periodismo en una causa social.

“No creo en la división que quiere hacerse entre periodismo y activismo. Me parece que es una ficción. El periodismo es activismo”, respondió Masha Gessen a los asistentes a su conversatorio con Guillermo Osorno y Matilda González Gil.

A su turno, María Elena Salinas admitió que quienes no estén de acuerdo siempre acudirán a calificar su forma de hacer periodismo como activismo, ante esto “enfoquémonos en contar las historias de los migrantes y promover el diálogo. Pero no dejemos que nos censuren al calificarnos de activistas por hacer nuestro trabajo”, aconsejó.

De esta manera, el dilema entre activismo y periodismo fue una de las tendencias que marcaron el Festival Gabo 2018. Por eso queremos dedicar nuestro espacio de tuitdebate semanal a conversar respecto a la compatibilidad (o incompatibilidad) entre ambas actividades.

¿Son compatibles el periodismo y el activismo? ¿Qué hay de malo con hacer periodismo a favor de una causa social? ¿Se puede decir que toda forma de periodismo es activismo? ¿Podríamos calificar a quienes han investigado casos de #MeToo también como activistas? ¿Pierde su objetividad el periodista que cae en el activismo?

Para responder a estas preguntas, los seguidores de la cuenta @Etica participaron en uno más de nuestros tuitdebates usando la etiqueta #ÉticaEnRedLos mejores trinos producidos durante la hora del debate fueron recopilados en el siguiente Momento de Twitter. 

 

 

La Red Ética es posible gracias a la alianza entre la FNPI, Grupo Bancolombia y Grupo SURA, la cual propone un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos del oficio periodístico.

Comentarios