Un editor ejemplar, más necesario que nunca en la sala de redacción
18 de Agosto de 2018

Un editor ejemplar, más necesario que nunca en la sala de redacción

Los ganadores del Reconocimiento Clemente Manuel Zabala explican los retos que enfrentan los editores colombianos actualmente.
De izquierda a derecha: Mauricio Sáenz, Jorge Cardona y Fernando Alonso Ramírez.
Red Ética

Detrás de un gran reportaje hay un gran editor. Pero a pesar de esta realidad, la silenciosa labor de los editores suele obtener menos aplausos que la de los reporteros que firman los artículos. Para destacar la valiosa labor de los editores en los medios de noticias, el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo viene entregando desde 2015 el Reconocimiento Clemente Manuel Zabala al Editor Colombiano Ejemplar.

El premio, que lleva el nombre del editor que pulió la pluma de Gabo durante sus años como reportero en el diario El Universal, ha sido entregado hasta ahora a tres pulidos editores que han dedicado sus vidas al periodismo de calidad: Mauricio Sáenz, de la Revista Semana en 2015; Jorge Cardona, del diario El Espectador en 2016; y Fernando Alonso Ramírez, del periódico La Patria de Manizales en 2017.

A propósito de la apertura de la convocatoria para elegir al editor colombiano ejemplar que se llevará el reconocimiento en el marco del Festival Gabo a realizarse en Medellín entre el 3 y el 5 de octubre, conversamos con los ganadores de las ediciones anteriores sobre cuáles son los retos que actualmente enfrentan los encargados de velar por la verificación de la información antes de ser publicada en los medios del país.  

Mauricio Sáenz

“En un momento como el actual, cuando el periodismo atraviesa sus horas más oscuras, es imperativo recordar el legendario lápiz rojo de Clemente Manuel Zabala, ese primer editor a quien nuestro nóbel Gabriel García Márquez agradeció toda su vida”, recuerda Mauricio Sáenz desde su oficina en Bogotá.

“Nunca como antes la precisión conceptual, la redacción certera y clara y la verdad factual fueron más necesarias para hacerle frente a los apóstoles de los fake news, a los falsos comunicadores de Internet y a quienes desde el poder pretenden convertir a los periodistas en enemigos del pueblo.  La democracia está en peligro alrededor del mundo, y tenemos el enorme reto ético de cerrar filas para protegerla”, añade Sáenz.

Jorge Cardona

A su turno, Jorge Cardona se muestra preocupado porque el desarrollo de la tecnología en la comunicación al ritmo en que también protagonizan las redes sociales, ha impuesto un desafío ético de significativa responsabilidad a los editores colombianos. “Salir al paso a la tendencia vertiginosa de mezclar información y opinión, moviéndose con osadía en la línea delgada entre el producto periodístico y la libertad de expresión del Twitter o el Facebook, con el riesgo colateral de romper los linderos que garantizan la confiabilidad de la sociedad en quienes informan o son intérpretes de los hechos”, sostiene.

Para Cardona, Colombia vive un momento crucial que requiere un periodismo convencido de su deber. El editor de El Espectador resalta que “en las actuales circunstancias, el reto de crear condiciones colectivas para pasar la página de la confrontación armada, política y judicial, es también su responsabilidad. No hay filtro ni control superior a la conciencia de asumir que cada periodista es primero editor de sí mismo. Después, de todos los que puedan ayudar a que no se deslice la opinión donde no corresponda. Comunicar enaltece cuando se hace para la historia, no para el aplauso o las tribunas”.

Fernando Alonso Ramírez

El más reciente ganador del reconocimiento Clemente Manuel Zabala es el heredero del legado de Orlando Sierra en el periódico regional La Patria de Manizales. Para Fernando Alonso Ramírez, son muchos los retos éticos que enfrenta hoy el periodismo y corresponde a los editores velar para que se sostengan los principios fundamentales del oficio.

Ramírez coincide con Cardona al señalar que es especialmente difícil hacer frente a la dictadura de las audiencias, representada en ratings, clics y viralizaciones. “Claro que es importante que un medio sepa entender las conversaciones y los intereses de sus audiencias, pero su verdadero valor se realza cuando va en contra de esas audiencias, cuando les cuenta a sus lectores, oyentes o televidentes cosas que estos preferirían no ver, ponerse una venda frente a ellas”, dice el editor caldense.

Para Ramírez, ceder a la dictadura de la audiencia es terminar haciendo solo notas de gatitos y de modelos inanes, y olvidarse de los temas trascendentales. “Eso puede no gustar mucho a los departamentos comerciales, pero ahí está el reto del editor, mantener siempre, a la hora de las decisiones, el interés público en el primer lugar”, advierte.

Postula a tu editor ejemplar

Las postulaciones estarán abiertas hasta el jueves 23 de agosto y pueden participar periodistas de todas las regiones de Colombia que trabajen en cualquier tipo de medio. Para postular a una persona debes diligenciar el formulario que encontrarás a continuación y tener en cuenta que el candidato (a) sea un editor en ejercicio que cumpla con las siguientes cualidades:

* Capacidad para guiar y estimular a su equipo periodístico

* Habilidad para detectar talentos y formar nuevos periodistas

* Firmeza para afrontar coyunturas periodísticas adversas o que hayan supuesto peligro para su integridad personal o la de su equipo

* Sensibilidad para orientar el manejo de temas críticos o de alto impacto social

* Liderazgo sobresaliente en procesos de innovación y mejora de prácticas periodísticas

Llena este formulario para postular a tu candidato

Las postulaciones recibidas serán evaluadas por un consejo técnico conformado por tres miembros del Consejo Rector de la FNPI: Germán Rey (Colombia), académico y analista de medios; Mónica González (Chile), directora del CIPER; y Alberto Salcedo Ramos, periodista colombiano. Ellos serán los encargados de escoger al ganador, que recibirá un estímulo de 15 millones de pesos y será invitado al Festival Gabo en Medellín.

Sobre Clemente Manuel Zabala

Clemente Manuel Zabala fue el primer editor y maestro periodístico de Gabriel García Márquez en El Universal, diario que había comenzado a circular un par de meses antes de la llegada de Gabo a Cartagena en mayo de 1948, cuando tenía 21 años de edad.

Ya en ese momento era conocido como ‘El maestro Zabala’. De orígenes campesinos, era un jefe de redacción con gran experiencia como reportero, crítico de la situación política de su época, culto como pocos periodistas —según reconocían amigos y rivales—, con la capacidad de dirigir la redacción sobre temas de muy diversa índole.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. Su propósito es incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo de Iberoamérica.

 

Comentarios